Valor agregado a la información : ruido y silencio documental

Créditos de la imagen: Natalia Varlamova, ID de vector en stock libre de regalías: 1204904818

Estimado lector, esta es la tercera nota que publico en el Blog sobre el  valor agregado a la información [VAI]; en la primera analice el concepto de VAI;  en la segunda vinculé el tema con el de auditoría del catálogo. En esta tercera entrega analizaré el concepto en relación al ruido y el silencio documental. 

De acuerdo con Taylor (1981), el objetivo de los procesos de valor agregado a la información es el de aumentar el potencial para que la información sea recuperada y evaluada por el usuario. Para ello el sistema de información debe reunir ciertas características que permitan, por ejemplo, reducir el ruido o el silencio documental.

Taylor señala que el ruido documental se refiere al momento en que en una búsqueda de información en una base de datos, se obtienen documentos que no corresponden con la necesidad de información. Este ruido se puede reducir cuando se organiza y se clasifica la información, lo cual permite que los documentos que son similares sean identificados y, en su caso, excluidos si no corresponden con lo que se está buscando. Al respecto, una búsqueda en la que se usan  términos generales, conlleva una gran cantidad de ruido documental. Por ejemplo, si buscamos México en el catálogo de la Biblioteca del COLMEX nos recuperará cerca 182,122 registros, y podemos encontrar la palabra “México” en diferentes campos (puntos de acceso en la jerga bibliotecaria), tales como los de : título, tema, editorial, resumen, etc. 

 

Para reducir el ruido podemos seleccionar campos específicos con el fin de aumentar la precisión de los resultados. En el ejemplo de “México”, los registros recuperados se reducen en casi una quinta parte si se busca en el campo título.

 

Existen otras estrategias para reducir el ruido documental tales como el construir frases, combinar los términos con el uso de operadores booleanos ; la búsqueda por campos; o la facetación por: tipo de documentos, cronológica, autor o temática, entre otras.  Como se puede suponer habrá mucho más ruido documental cuando se usen términos generales o las opciones de búsqueda en todos los campos; también se incrementará cuando los resultados de una búsqueda no se presenten a los usuarios en listados alfabéticos, sin que medie una organización por criterios de relevancia (fecha, etc.)

Un efecto contrario en la búsqueda de información es el “silencio documental”, el cual se presenta cuando no se recuperan registros. A continuación se presenta un ejemplo de ello, en el que un usuario busca información en el campo de título.

 

Se puede apreciar que el error que se presenta en el ejemplo anterior, es que en lugar de “Lucas” era “Donald”.

A partir de la ingeniería de sistemas de información consideramos que se puede hacer algo para mejorar la recuperación de la información, pues por ejemplo, si realizamos la búsqueda en Google, este nos corrige el error (vea usted  la parte baja de la siguiente ilustración en donde aparece tachada la palabra “lucas”). Sin embargo, no todos los sistemas son capaces de hacer este tipo de búsquedas, conocidas como “fuzzy searchers”. 

El silencio documental en un catálogo de biblioteca conlleva a que los usuarios realicen búsquedas a modo de ensayo y error, sin que mejoren o reflexionen sobre cómo y en dónde están buscando. Para ilustrar ésto, ponemos el siguiente ejemplo extraído del catálogo de la Biblioteca de El Colegio de México. Primero el usuario busca el título de una obra específica en la opción todos los campos:

En este caso, al obtener “0 resultados” en lugar de cambiar de estrategia agrega más palabras a su búsqueda, obteniendo el mismo resultado negativo:

Estas transacciones son registradas por el sistema de organización manera interna y arrojan listados como el de la siguiente ilustración:



WRD corresponde a la búsqueda en “Todos los campos”. Las palabras por las cuales busco el usuario aparece entre paréntesis.

A simple vista lo que podemos ver es que el usuario repitió el mismo procedimiento en 7 ocasiones; también observamos que tampoco hubiera obtenido información si hubiese usado la estrategia de búsqueda por “Título”, esto es porque el “error” consistió en que seleccionó una bases de datos con obras primordialmente monográficas en lugar de una con artículos de revista. 

En este caso particular, si el usuario hubiese usado un sistema de “descubrimiento de información” (los cuales pueden hacer búsquedas en varias bases de datos)  podría haber encontrado el artículo que necesitaba como se puede apreciar en la siguiente ilustración.

Lo que nos toca como bibliotecarios comprender es que la mayoría de las veces los usuarios tratarán de arreglárselas por su cuenta dado que confían en su autoeficacia. Al respecto,  Russell y Callegaro (2019), en un estudio con jóvenes científicos identificaron que el 56% de ellos se sienten muy confiados de sus habilidades para buscar información, por lo que evitarán pedir ayuda aunque no encuentren lo que están buscando. 

Por ello son esenciales los cursos y talleres que se imparten en las bibliotecas para que los usuarios desarrollen sus competencias informativas; como también lo es el  buscar un mayor acercamiento entre las comunidades de usuarios y el diseño de sistemas de información. También es necesario colocar ayudas, recomendaciones breves, etc. para que los usuarios se puedan manejar con independencia. 

Al respecto en el proyecto “Recuperación de la información por parte de los usuarios”, que se ha incluido en el Plan de Trabajo de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas en el 2019,  se ha fijado como objetivo el de tipificar los problemas relacionados con el silencio documental de los usuarios finales que usan el catálogo al público. Como antecedentes para este proyecto tenemos los siguientes 1) el trabajo de análisis de logs de búsquedas fallidas de  Vega y Cid (2006), cuyos principales resultados fueron un conjunto de estrategias que fueron usadas para diseñar contenidos para mejorar las estrategias de búsqueda del Programa de Formación de Usuarios de la Biblioteca. 2) La tesis de maestría en Bibliotecología de Adriana Suárez en donde analizó el vínculo entre los procesos de indización y la búsqueda por temas de los usuarios finales. 3) El análisis realizado en 2018 con un grupo de alumnos entusiastas en el curso de Gestión de la Información (UNAM, Programa de Maestría y Doctorado, 2018-2), en el que se compararon las transacciones con resultado cero derivadas de búsquedas de información en catálogos de 2 bibliotecas universitarias. En este momento lo que parece importante es constituir un co-laboratorio en el que podamos trabajar con los datos, y que compartamos metodologías, hallazgos y errores a fin de esquematizar los patrones y tendencias en el comportamiento en los usuarios.

Bibliografía

  • Suárez, Adriana (2011). El lenguaje de la indicación y el lenguaje de la búsqueda por temas: implicaciones de su encuentro en la recuperación temática : análisis en el catálogo de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas (Maestra en Bibliotecología. El Colegio de México. Biblioteca Daniel Cosío Villegas)
  • Rusell, Daniel; Callegaro Mario (march, 2019). How to be a better web searcher : secrets from google scientist. En: Scientific American. Observations. Recuperado de: https://blogs.scientificamerican.com/observations/how-to-be-a-better-web-searcher-secrets-from-google-scientists/
  • Taylor, R. (1986). Value-added process in information systems. New Jersey : Ablex Publishing Corporation
  • Vega, Guadalupe; Cid, Víctor (2006). “Estrategias de búsqueda en el OPAC”. En X Reunión de usuarios ALEPH (2-3 de Mayo : Guadalajara, Jalisco).  Recuperado de: https://slideplayer.es/slide/1032872/
  • Vega, Guadalupe; Díaz Cástulo, Fernando; García Miranda, Leonardo; Olvera Susana; Uribe Rosales, Carolina y Gutiérrez, Jazmín  (En proceso) “El silencio documental : análisis de logs en dos instituciones de educación superior en Ciudad de México” . Ciudad de México

Guadalupe Vega

Personal académico de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas, en donde me he desempeñado como catalogadora, docente, bibliógrafa y coordinadora. Actualmente soy Coordinadora de la Coordinación de Organización de la Información en la Biblioteca. Mis áreas de interés son la catalogación, RDA, Metadatos, comportamiento para la recuperación de la información y ALFIN.

More Posts

Follow Me:
Facebook


Guadalupe Vega

Personal académico de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas, en donde me he desempeñado como catalogadora, docente, bibliógrafa y coordinadora. Actualmente soy Coordinadora de la Coordinación de Organización de la Información en la Biblioteca. Mis áreas de interés son la catalogación, RDA, Metadatos, comportamiento para la recuperación de la información y ALFIN.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.