El uso de la información pública para generar mejores políticas públicas

Por: Bianca Bolaños Aparicio

La era de la información

Cuántas veces no hemos escuchado decir que a nuestra generación nos ha tocado vivir en “la era de la información”. Y es que ahora, como nunca antes, contamos con la mayor cantidad de información que puede ser consultada al instante, y lo que pasa de un lado del mundo puede ser conocido en otro lado en cuestión de minutos. Esta apertura de información en línea, conlleva también la posibilidad de que nuestra información pueda ser utilizada para fines comerciales en los que a través de los patrones de comportamiento de nuestras búsquedas más recientes en internet, se va creando un perfil de nuestros gustos y necesidades, que es utilizado para fines comerciales y de publicidad, o lo que se conoce como “customer profiling”.

Sin embargo, me parece importante diferenciar que en esta llamada “era de la información”, ésta no sólo se limita a utilizarse para fines comerciales; hoy en día los gobiernos cuentan con la obligación de generar, administrar, actualizar y transparentar de manera periódica información pública sobre lo que realizan. De esta forma, ahora contamos con información clave que nos permite conocer en qué se basan nuestros gobiernos para tomar decisiones que nos impactan día a día.

Y aquí es donde entro en la ecuación. Soy una abogada apasionada por la transparencia y las políticas públicas, estoy consciente de la importancia de contar con información pública para generar mejores políticas que beneficien a todas las personas. A lo largo de estos últimos años, me he especializado en analizar las políticas relacionadas con la agenda anticorrupción, seguridad y justicia en México desde la sociedad civil. Hablar de cómo combatir la impunidad en un contexto de violencias generalizadas en nuestro país es una tarea mayúscula que requiere el análisis y procesamiento de información pública que nos permita ver, dónde estamos paradas; esto es, cuál es el contexto de impunidad que vive México y cuáles han sido las medidas que se han implementado en los últimos años para abatir la violencia y corrupción en nuestro país.

La información como base para generar políticas públicas

Como parte de nuestra labor como sociedad civil, requerimos comunicar nuestro diagnóstico a personas tomadoras de decisiones; esto es, crear espacios de interlocución entre quien genera la información y quien la utiliza, con el fin de que se generen políticas focalizadas a los distintos problemas que enfrenta nuestro país.  De esta forma, desde Impunidad Cero, la organización donde me he desempeñado en los últimos 3 años, hemos realizado distintos informes e investigaciones de recomendaciones de política pública en los que se evalúa cómo han actuado los gobiernos para combatir la impunidad. Para lograrlo, necesitamos recurrir a la información pública generada ya sea por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y la información que generan los estados sobre procuración e impartición de justicia.

Fue aquí cuando mi interés por procesar esta información aumentó considerablemente. Estaba consciente de que la única manera de generar políticas basadas en evidencia, así como mejores mecanismos de combate a la impunidad y de acceso a la justicia para las personas en México, requería primero, analizar sus causas: por qué las personas no denuncian un delito, cuáles son las mayores preocupaciones de las y los mexicanos, cuáles son los procesos que más desgaste genera a las usuarias y usuarios al momento de realizar una denuncia, qué pasa con estos delitos que sí se denuncian y en dónde se encuentra el cuello de botella de nuestro sistema de justicia. 

Impunidad Cero

Fuentes de información y herramientas para el análisis de políticas de acceso a la justicia

Recuerdo la primera vez que logré abrir (en sí, un  primer reto) y analizar los microdatos de una de las encuestas públicas con las que más contacto tengo para analizar impunidad en México, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE). Esto me permitió ver más allá de los informes oficiales que el propio INEGI reportaba sobre dicha encuesta, los cuales consisten en un PDF en el que no se logra ver la película completa de la victimización y las experiencias de delitos que vivieron las personas entrevistadas. En ese momento me di cuenta que necesitaba seguir explorando estos datos; sin embargo, como abogada me encontraba ante una gran limitante al no haber recibido la preparación académica para utilizar herramientas de procesamiento y análisis de datos, como lo es el lenguaje de programación R y su entorno de desarrollo: RStudio.

En mi interés por aprender más sobre estas herramientas, comencé a buscar plataformas que me ayudaran a conocerlas y a familiarizarme con ellas de forma gratuita (Coursera y Youtube fueron mis mayores aliados); esto con el reto que implica ser autodidacta cuando se está aprendiendo algo completamente nuevo. Por la situación en la que me encontraba en ese momento al ser recién egresada de la licenciatura y al estar en proceso de titulación vía tesis, mi situación económica no me permitía tener gastos más allá del alquiler donde vivo y todos los relacionados con mi manutención. Cuando supe de las posibilidades de beca en El Colegio de México, no dudé en intentarlo. Fue así que fui aceptada para tomar un curso sobre R y RStudio con un enfoque desde las ciencias sociales, lo cual fue muy útil para mi formación como abogada interesada en políticas públicas.

El haber aprendido esta herramienta me permitió no solamente adquirir una nueva habilidad y capacidad, como aprender a limpiar y ordenar bases de datos para generar gráficas, sino que además me permitió tener un panorama más amplio sobre cómo generar políticas desde un ámbito multidisciplinario. Y es que cuando se quiere trabajar en temas tan complejos como es el combate a la corrupción y a la impunidad, así como  el acceso a la justicia, se debe contar con una visión multidisciplinaria para identificar áreas de oportunidad de mejora, como lo documentamos recientemente en ImpuniData, una plataforma de datos abiertos en la que participé recientemente en su creación, la cual permite conocer desde cuánto invierte cada estado en seguridad y justicia, hasta cuántos delitos se resolvieron.

https://impunidata.org/

Integrarme a este programa ha sido una de las mejores experiencias que he tenido, no sólo por la formación y el conocimiento adquirido, sino porque además me permitió conocer a personas valiosas con las cuales entablé amistad y con quienes tengo una visión compartida de mejorar a nuestro país.

Gracias a El Colegio de México por la oportunidad de seguir mejorando mis habilidades para el manejo de información pública para generar mejores políticas públicas en los temas que más me apasionan. Estoy segura que si se sigue fomentando la inclusión de más mujeres en el uso de tecnologías para analizar información pública se podrá lograr que cada día se diversifiquen más los temas analizados y sólo así lograremos incidir cada vez más en la toma de decisiones de nuestro país.

https://www.impunidadcero.org/autores

 

Autores invitados

Colaboraciones de otros autores sobre asuntos relacionados con el mundo del libro y la lectura, así como temáticas de interés para la Biblioteca.

More Posts - Website


Autores invitados

Colaboraciones de otros autores sobre asuntos relacionados con el mundo del libro y la lectura, así como temáticas de interés para la Biblioteca.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.