La importancia de más Centros de Escritura para México 

Por David Jáuregui*. Coordinador del Punto de Escritura, CEDUA, El Colegio de México 

Me gustaría preguntar a quien lee estas líneas si, cuando estudió la universidad o cualquier grado académico, tuvo dificultades con la escritura. Desde problemas con “la página en blanco” y el acto de redactar, hasta entregar ensayos casi imposibles de leer y recibir la consecuente calificación insatisfactoria. Quizá lo sepan, pero, resulta que, a pesar de que apenas empieza a popularizarse en México, existe una herramienta que se encarga, precisamente, de apoyar al estudiantado en el desarrollo de sus habilidades de escritura académica. 

Los llamados “Centros de Escritura”, suelen ser espacios físicos en una institución académica, donde los alumnos pueden recibir tutorías, asistir a talleres, acceder a recursos pedagógicos (como guías, resúmenes, dudas resueltas, etc.), entre otras actividades, para mejorar su escritura en todos los niveles educativos. En esta nota argumentaré por qué es importante que más universidades de México, incluido El Colmex, cuenten con su Centro de Escritura.  

Entre las labores que comúnmente realizan estos Centros, la más importante es brindar tutorías personalizadas, en las que los estudiantes reciben retroalimentación específica sobre sus escritos, por parte de tutores capacitados. En estas sesiones, se abordan aspectos como la estructura del ensayo (reseña, revisión de literatura, etc.), la claridad en las ideas, la gramática o el citado de fuentes.  Los Centros también ofrecen talleres y cursos breves sobre diferentes ámbitos de la escritura académica, como los principios de la gramática y argumentación, técnicas de redacción de ensayos, lectura crítica de investigaciones, entre otros temas relevantes. 

Para ofrecer apoyo asincrónico, los Centros de Escritura proporcionan acceso a recursos en línea. Estos recursos normalmente son algún tipo de guía, en la que se explica de manera concisa un tema de escritura; por ejemplo, reglas de puntuación, estructura de diferentes productos académicos, modelos de argumentación y más. Su objetivo es ofrecer una opción para que los estudiantes accedan en cualquier momento a información seleccionada sobre escritura. 

Es importante mencionar que los Centros de Escritura suelen colaborar estrechamente con los profesores y departamentos académicos de su institución, para conocer las necesidades específicas de ellos como docentes y de sus estudiantes. Idealmente, se busca que el apoyo a la escritura esté presente en las clases, a fin de  que el alumnado pueda desarrollar de manera continua sus habilidades.  

Seguramente, con solo conocer los servicios que estos Centros brindan a los estudiantes y profesores, se advierte su valor para las instancias educativas. Resultan un apoyo sumamente pertinente para el desarrollo de las habilidades de escritura. De hecho, van más allá, pues acostumbran guiarse por el objetivo de no solo cultivar mejores escritos, sino también mejores escritores y escritoras. Para remarcar su importancia, enseguida presento algunas otras razones de por qué es valioso el esfuerzo de las universidades para crear su Centro de Escritura. 

La primera es una razón que podría parecer evidente, pero en realidad es de una importancia mayúscula. Se trata, en esencia, de que la escritura es el soporte material de la investigación. Como medio principal de comunicación en el ámbito académico, la escritura juega un papel crucial en la transmisión de conocimientos (por ejemplo, todos los libros, artículos, revistas, etc., son escritos); así como es indispensable en la presentación de investigaciones y la articulación de ideas y argumentos en todas las áreas del conocimiento. Por eso, desde la redacción de ensayos y trabajos de investigación hasta la elaboración de informes, propuestas y presentaciones, la escritura efectiva es fundamental para expresar ideas de manera precisa y convincente. Entonces, al ser una habilidad transversal, la capacidad de crear textos claros, coherentes y persuasivos es invaluable para los estudiantes en todas las etapas de su educación y carrera profesional.  

La siguiente razón es que los Centros de Escritura promueven el pensamiento crítico entre el alumnado. Durante las asesorías, los tutores guían a los estudiantes a través de un proceso de revisión y retroalimentación en el que se les anima a evaluar de manera crítica sus escritos, identificar áreas de mejora y considerar diferentes enfoques y soluciones. Este proceso no solo ayuda a los alumnos a mejorar sus habilidades de escritura, sino que también los motiva a pensar críticamente sobre el contenido y la estructura de sus argumentos, así como sobre la claridad y coherencia de su expresión. Así. escribir mejor ayuda a pensar mejor (y viceversa), lo cual es una herramienta sumamente valiosa para las y los jóvenes como estudiantes y después como ciudadanos.  

En tercer lugar, además de cultivar las habilidades analíticas del alumnado, los Centros de Escritura tratan de fortalecer su confianza. En esa tónica, algo que me parece fundamental es la estructura horizontal y no jerárquica dentro de los Centros. Los tutores, aunque están capacitados, se sitúan al mismo nivel del estudiante; procuran ser amables y evitar toda connotación de “autoridad”. Eso permite que los alumnos se sientan cómodos de expresarse y preguntar libremente, sin la presión que a veces crea el salón de clases. Al sentirse respaldados por la comunidad del Centro de Escritura, los estudiantes pueden desarrollar y mostrar todo su potencial como escritores críticos y creativos. 

Claro, nunca sobra respaldar con datos nuestros argumentos (algo que enseñamos en los Centros). Existe una amplia literatura académica que confirma el hecho de que estas instancias tienen un efecto positivo en las evaluaciones académicas de los estudiantes. Por ejemplo, un excelente metaanálisis de Jesús Salazar (2021) promedió 71 investigaciones previas, que trataban de medir si las calificaciones mejoran en función de si los alumnos asisten regularmente a tutorías en su Centro de Escritura. Encontró que las evaluaciones numéricas de sus escritos pueden subir entre 39% y 70%, si los alumnos acostumbran acudir a tutorías; además de que mejoran su calificación global hasta en 30%, a diferencia de aquellos que no acuden a los Centros de Escritura (Salazar, 2021). Es decir, los beneficios de estos Centros también son muy visibles desde un ángulo cuantitativo.  

Entonces, al mirar el panorama completo, considero que los Centros de Escritura son una herramienta invaluable para las universidades. No solo benefician a los estudiantes al ayudarles a mejorar sus habilidades de escritura, sino que también contribuyen al fortalecimiento de su formación integral y al desarrollo de competencias esenciales para el éxito en el mundo laboral y académico actual. 

En Estados Unidos (donde surgieron en los 1930), los Centros son sumamente comunes dentro de las instituciones de educación superior. Por ejemplo, el National Census of Writing (Censo Nacional de Escritura), que incluye información de 727 universidades estadounidenses1, revela que, en el ciclo escolar 2017-2018, el 100% de las instituciones que respondieron esa pregunta (N=557) señaló que sí cuenta con un Centro de Escritura para sus alumnos (National Census of Writing, 2018)2. Solo para remarcarlo: ¡todas! las universidades estadounidenses en esa encuesta respondieron que sí tienen un Centro de Escritura. ¿Y qué tal nuestro país…? 

En México apenas está comenzando lo que llamaría una “ola” de Centros de Escritura. Los últimos años han visto la creación de Centros en diversas instituciones, como en la Universidad Autónoma de México unidad Cuajimalpa (UAM-C), la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), el Tecnológico de Monterrey, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE),  y en nuestro mismo Colmex. Incluso, varias de estas instancias se aliaron para crear la Red Mexicana de Centros de Escritura (RCEM), que lleva a cabo muy buenas iniciativas, como difusión en medios y congresos sobre los Centros. Todas estas son excelentes noticias, pero, a mi parecer, aún no es suficiente.   

Dentro de El Colegio de México, el Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales (CEDUA) cuenta con el “Punto de Escritura”, que es uno de estos Centros de Escritura y que tengo la fortuna de coordinar. Sin duda es una instancia sumamente valiosa para los estudiantes, por todos los tipos de ayuda que les brinda. En el Punto de Escritura (PdE), ofrecemos tutorías personalizadas, acceso a recursos de escritura originales, talleres sobre escritura y argumentación, y apoyo para el profesorado. El semestre de otoño de 2023, nuestro primero en funciones, logramos algunas cifras relevantes, como cerca de 120 tutorías a lo largo del semestre.  

Asimismo, gracias a la amable colaboración de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas, hemos organizado “retiros” para los estudiantes. Los retiros son tres días en los que les reservamos a los alumnos un espacio (en la Biblioteca), donde se reúnen a escribir sus trabajos para las entregas parciales o finales. El equipo del PdE (tutores y coordinadores) asiste todos los días a estos eventos y brinda “asesorías rápidas” a quien las necesite. Enseguida comparto algunas fotografías del retiro de primavera del 2024, en el que alcanzamos una asistencia total de alrededor de 40 estudiantes: 

Foto del autor

Foto del autor

Creemos que el Punto de Escritura comienza a asentarse como un espacio de gran utilidad para las y los estudiantes que apoyamos. Sin embargo, debido a que somos parte de un único Centro y a nuestros recursos limitados, nuestra oferta actual es solo para el CEDUA. Por eso, en la tónica de esta nota, sería más que pertinente que todo el estudiantado del Colmex pueda acceder pronto a un recurso como este.  

En suma, los Centros de Escritura son instancias universitarias que apoyan ampliamente a las y los alumnos y docentes, incluso más allá de las cuestiones de escritura académica. Ojalá continúe y crezca la “ola” de Centros de Escritura en México. Con ellos, no solo apoyamos a igualar las disparidades en la literacidad académica de las y los estudiantes, sino también les brindamos una formación más integral y acorde al mundo laboral. La investigación e incluso la sociedad en general ameritan, además de mejores escritos, mejores escritores y escritoras.  

 

  1. Este dato es, en realidad, conjunto. El National Census of Writing separa sus universidades encuestadas en dos categorías: aquellas que ofrecen programas de cuatro años (N=623 respuestas) y aquellas que ofrecen programas de dos años (N=104 respuestas). El 727 es la suma de ambos.
  2. Mismo caso que el anterior. Aquí, respondieron (N=483) universidades de cuatro años y (N=74) de dos años, por eso dan (N=557) respuestas totales para esta pregunta. Para ambas categorías, la respuesta fue afirmativa en el 100% de entradas, así que el porcentaje conjunto también es 100%. La pregunta exacta fue, en inglés, “¿Su institución tiene un centro de escritura o un centro de aprendizaje con tutores de escritura?”. https://writingcensus.ucsd.edu 

 

 

Referencias

  • Salazar, J. (2021). The Meaningful and Significant Impact of Writing Center Visits on College Writing Performance. The Writing Center Journal, Vol. 39, No. ½, 40th Anniversary Special Double Issue, pp. 55-96. https://www.jstor.org/stable/10.2307/27172214  
  • Universidad de California en San Diego. 2017. Two-Year Institution Survey; Four-Year Institution Survey. National Census of Writing. Consultado en abril 8, 2024, en: https://writingcensus.ucsd.edu  

Sobre el autor

David Jáuregui es escritor y editor, enfocado en el ámbito científico. Le interesan temas de sistemas socioecológicos y energía, desde una perspectiva crítica al Antropoceno. Quiere divulgar sobre estos temas, para colaborar en la concienciación ambiental. Asimismo, enseñar a escribir es de sus mayores intereses. Actualmente, trabaja como Coordinador del Punto de Escritura, del CEDUA, Colmex, donde asesora a las y los estudiantes con su escritura académica. 



Citar este post
Autores invitados (2024, 24 abril). La importancia de más Centros de Escritura para México . Amontonamos las palabras: Blog de la Biblioteca de El Colegio de México. Recuperado 12 de junio de 2024, de https://doi.org/10.58079/w9jt

Autores invitados

Colaboraciones de otros autores sobre asuntos relacionados con el mundo del libro y la lectura, así como temáticas de interés para la Biblioteca.

More Posts - Website

Autores invitados

Colaboraciones de otros autores sobre asuntos relacionados con el mundo del libro y la lectura, así como temáticas de interés para la Biblioteca.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search